Aprende a hacer un buen castillo de arena

Uno de los mejores planes que existen es ir en familia a la playa para disfrutar del sol, de un buen baño, de las olas y por supuesto de la arena. ¿Quieres aprender a hacer el mejor castillo de arena? Te contamos cómo lograrlo.

La playa es un lugar que invita a la diversión y a juegos de todo tipo como las palas, la pelota, el buceo o las construcciones con arena. Desde Kuaki Mermaids queremos que disfrutes tu día como nunca por eso hoy nuestro artículo está dedicado a enseñarte la forma de llevar tus castillos de arena a otro nivel.

Seguro que en más de una ocasión habéis hecho castillos o montañas de arena que os han quedado pequeños, doblados o poco consistentes. ¿Quieres conocer las claves para conseguir un castillo grande y con formas espectaculares? Acompáñanos.

Casi todos utilizamos los famosos cubos de playa para poder darle forma a nuestras construcciones y es que con ellos se consiguen formas muy chulas y tan solo es necesario rellenarlos, darles la vuelta y ver cómo la torre se construye prácticamente sola. Pero aunque sea sencillo hacer construcciones con esta herramienta lo cierto es que no siempre nos sale como nos gustaría. Para ello es necesario tener en cuenta una serie de puntos.

Lo primero es que la arena debe estar húmeda. Es importante para que se pueda moldear y que quede compactada en todo momento. La podemos conseguir fácilmente haciendo un agujero profundo y recogiendo aquella que empieza a tener un pequeño charco en el fondo del mismo. Llena el cubo con este tipo de arena y verás que tu castillo queda mucho más uniforme. Otra opción es utilizar una botella pulverizadora para humedecer aquellas zonas que queramos moldear.

El siguiente paso es montar una base solida y grande en la que iremos poniendo el montón de arena húmeda e iremos compactándola a lo largo y ancho, esto es importante, ya que si la anchura de la base no es la suficiente puede que al coger altura se desmonte fácilmente.

Una vez ya tenemos nuestra base y hemos conseguido juntar el máximo de arena para darle altura, toca moldearlo para conseguir la forma que queramos. Se pueden crear formas, como, por ejemplo, el de una sirena, dibujando la cola con el efecto de las escamas. Para darle forma necesitaremos un pincel y un cuchillo o espátula de forma redonda. Con esto conseguiremos darle detalle de una forma más eficaz y ganar realismo en la forma que habíamos pensado.

Ahora solo falta que dejes volar a tu imaginación y disfrutes con los más pequeños de un día de playa inolvidable.

Arriba