¿Cómo hacer fotos bajo el agua?

A todos nos encanta capturar en imágenes nuestros mejores momentos y desde que los smartphones y las cámaras pueden sumergirse, las fotos bajo el agua se han popularizado mucho.

En verano a todos nos encanta ir a la playa y a la piscina para refrescarnos y dejar el calor apartado durante al menos unas horas. En esos días existen muchas actividades y planes que podemos realizar: leer un libro relajadamente, tumbarnos en una colchoneta, jugar con la pelota dentro del agua, jugar con pistolas de agua, etc.

Otras de las actividades que podemos hacer para recordar esos momentos tan divertidos que pasamos en familia es tomar fotos, pero no fotos normales, sino algo diferentes. Las fotos bajo el agua nos encantan y es que generalmente solo podemos hacerlas en esta época del año y estamos deseando que llegue el verano para probar nuestro nuevo móvil o nuestra cámara sumergible. Sin embargo, el mundo de la fotografía es inmenso y conocer sus mejores trucos nos permitirá captar las mejores imágenes.

¿Cómo podemos hacer este tipo de fotos?

Existen dos formas de hacerlo de forma práctica y sencilla sin necesitar demasiados accesorios.

La primera es la más rápida pero algo más cara, es decir, con una cámara acuática. Hoy en día existen muchos tipos de cámaras sumergibles y además con diferentes angulares para dar un efecto más amplio y profundo. Podemos encontrar de muchos precios, además desde que aparecieron las deportivas hay mucha más variedad ya que se convirtieron en cámaras muy pequeñas y cómodas de utilizar con carcasas preparadas para ser sumergidas en el agua. Incluso existen carcasas con una lente más grande para poder realizar fotos en las que aparezca media foto bajo del agua y la otra media en el exterior. ¡Seguro que ya se te están ocurriendo un montón de cosas!

Por otro lado, si no queremos gastarnos dinero en una cámara específica también podemos optar por una funda acuática en la que introducir la cámara o el móvil. Estas te permiten grabar y hacer fotos sumergiéndolo bajo el agua sin riesgo de que entre ni una gota. Son fundas que vienen bien selladas, pero aun así os recomendamos hacer un test antes de meter el móvil o la cámara bajo el agua. Mete un papel y sumérgelo, si no se moja significa que puedes utilizar la funda con total tranquilidad. Es un test muy sencillo pero con el que evitaremos más de un susto.

Ahora que ya sabes cómo conseguir las mejores fotos bajo el agua solo te queda decidir con qué herramienta harás las tuyas. ¿Prefieres una cámara acuática o una funda protectora para tu móvil? Prueba a hacer fotos con tu cola de sirena puesta y verás que resultado tan chulo.

Arriba